Hijos de sustitución o reemplazo

El niño de remplazo es concebido después de un aborto o niño fallecido. El consultante lleva el fantasma, reemplaza al muerto, que será el hermano fallecido anteriormente.

El hijo de sustitución hereda el PROYECTO SENTIDO del hermano fallecido.

Este hijo de sustitución vive en la mayoría de los casos como si estuviera dividido. El inconsciente de ese bebé no se pierde y cuando nace el siguiente hermano o hermana, éste hereda el inconsciente del bebé que no llegó a nacer, un cuerpo y dos mentes.

Explicaré detalladamente: Imaginemos una manga de un avión. En el momento que me presento en la puerta de embarque comienzo a caminar hacia el avión y al final de la manga el avión no está. Retrocedo hasta la puerta y está cerrada. Esto es lo que sucede con el aborto. Desde la concepción el ser ya nació.

Tiempo más tarde se hace presente en la puerta de embarque su hermano. Éste recorre la manga y al final está el avión. Pero antes de subir mira y ve a este pequeño ser que no pudo embarcar.

Entonces le dice: <” ¿qué haces ahí?”>

Y le contesta: <“espero el avión”>

Pregunta: <”está aquí, ¿por qué no subes? “>.

Le responde que no tiene billete, pues su avión era otro que no estaba.

Y le contesta:<” pues súbete a mi y viajaremos los dos en el mismo asiento”>.

Esta persona, que lleva a su hermano con él, será indecisa en sus juegos de niño y a lo largo de su vida.

Son extremadamente celosas, fomentado por su inseguridad al llevar la carga del hermano.

Los padres tienen necesidad compulsiva de hacer el acto sexual después de la muerte de su hijo, o de la muerte de una madre, o padre. Este niño de reemplazo, en psicoanálisis de Anne Schützenberger, se dice que es fruto de FIESTAMANÍA: Serán niños melancólicos, o que no podrán tener hijos. Son hijos fruto de la vergüenza, hay un duelo bloqueado.