El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional

Vivir situaciones o experiencias que nos hacen sufrir y nos hacen daño es parte de la vida. Cuando lo pasamos mal pasamos por un proceso para que la herida se cierre. Una vez pasado este periodo de recuperación, nosotros somos los que decidimos si nos quedamos estancados en ese recuerdo.

Por tanto, es decisión nuestra superar las malas experiencias lo antes posible, pasar página y encontrar paz en las pequeñas cosas del día a día.