Carta para hacer a diario

Buscar un momento que puedas relajarte, evitando ser interrumpido, preferentemente un sitio aislado, para que a medida que la escribes puedas ir verbalizándola en voz alta. Aconsejo en el momento de coger el lápiz y papel, no escribir literalmente, sino sólo unas líneas e ir verbalizando lo expresado en voz alta, cumplirá el mismo efecto o mejor que escribiéndola, esto se debe a que podemos durante este proceso mantener los ojos cerrados e ir verbalizándola y no desconectarnos.

Es recomendable, antes de comenzar, hacer unas respiraciones lentas pero profundas.

  Cerramos los ojos, colocamos la lengua sobre el paladar y hacemos la inhalación y exhalación solo por la nariz. La exhalación deberá ser el doble de la inhalación. 

Cuando normalizamos la respiración, visualizamos una ima- gen de algunos de los sucesos ocurridos con la persona a quien le dirigiremos la carta.

Una vez visualizada la situación, continuamos.

Primer paso:

A –Hablar en presente.

  • Dirigirse a su persona tal cual lo hacemos a diario, (jefe, mamá o mami, papá o su nombre, etc.).

B –Situación.

  • Ir al momento que hemos vivido esa emoción. Donde, por alguna razón, debimos callar y no pudimos expresar lo que queríamos.

C –Comenzamos a escribir.

  • La manera de expresarlo es escribiendo y verbalizando en voz alta aquello que deseamos decir.

Todas esas emociones deberán ser viscerales, no solo palabras, se tienen que sentir.

Hay que abrirse a ese momento y a esa historia que está oculta.

Segundo paso:

   Yo te perdono…… (Poner y decir su nombre). Todo esto no te pertenece, es un programa que has heredado y te lo has hecho propio, es decir, te lo creíste.

Tercer paso:

Perdóname……… (Escribes y dices tu nombre), por habérmelo creído.

Otras opciones pueden ser:

                       Por haberte hecho cargo de…. (Algo que no has hecho). Por creer que esa persona puede pensar o ser así.

                       Por suponer lo que podía suceder. Etc…

Cuarto y último paso:

Eliminar la carta quemándola.. 

Terapia Atávica Metodología Genealógica y Transdimensional

Contacto
+34 690 96 06 91

× ¿Cómo puedo ayudarte?